Previous Post
Tweet about this on TwitterShare on TumblrPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+Email this to someoneShare on Facebook
Read on Mobile

Sopa de bogavante

sopa-de-bogavante-dieta

FASE: Apta desde CRUCERO

Al final me pudo el frío, y he vuelto a las sopas hivernales, que ya se echaban de menos, la verdad. Así que aquí me tenéis presentando una deliciosa sopa de bogavante. Como siempre, nos quejamos de todo, y sí, toca quejarse del frío, pero no era normal acercarse ya a diciembre con el clima templado que hacía, ¿no creéis?

A lo que iba, pues aquí me tenéis, haciendo pruebas para los platos de Navidad. Que más de dos habréis pensado ¿bogavante? ¿pero esta no sabe que estamos en crisis o qué? Pero no os asustéis, que con una pieza cunde para unos cuantos comensales. Como véis, con ‘un bocadito’ para cada uno, ya da el toquecito diferente al plato, y no nos arruina. Creedme, he aprendido a tener en cuenta la economía a la hora de cocinar a la fuerza.

Este plato fue obra de mi madre, que no hay nadie que la gane cocinando. Es algo que he asumido, ¿qué le voy a hacer? Jajaja… Espero que si elijo cocinar esta sopa de bogavante para nochebuena (que me tocará cocinar para 14 o así), me quede como mínimo la mitad de bueno que a ella.

Ingredientes para 4 personas:
– 1 bogavante congelado (más o menos que quede un trocito por plato, como en la foto)
– 1 cebolla pequeña,
– medio pimiento rojo (pequeño) asado,
– tomate grande rallado,
– una pizca de pimentón en polvo y sal
– un poco de perejil picado,
– 1´5 l. de fumet de pescado
– (OPCIONAL) aceite de oliva virgen extra y 200 gr. de arroz si tenéis invitados que no estén a dieta.


Preparación:

– Picamos la cebolla bien fina, rallamos el tomate.
– Lo ponemos en una sartén y lo pochamos.
– Añadimos el pimentón, la sal, un poquito de perejil y el pimiento.
– Removemos.
– Partir el bogavante en porciones y añadir 4 (para cuatro comensales).
– Añadimos el caldo. Podéis comprarlo hecho, hacerlo casero, o bien usarlo comprado y añadir algunos extras como algunos mejillones o un puñadito de gambas o langostinos pelados y troceados. Yo usé unos pocos mejillones y unas 4-6 gambas peladas y troceadas.
– Esperar a que se cueza bien todo.
– Si queremos añadir arroz para otros comensales que NO estén a dieta, lo que yo hago es añadir el arroz en un colador, e introducir el colador dentro del caldo. Así conseguimos que no se mezcle, se cocine y coja el gusto del caldo, y lo podamos añadir al plato de los comensales que sí pueden comerlo con total libertad, sin que se mezcle con el resto del caldo.
– PARA MONTARLO:
– Sencillo, retiramos el colador con el arroz (si es el caso).
– Repartimos el caldo en los platos, cuidando que en cada plato toque un trozo de bogavante.
– Si hemos añadido más marisco, repartirlo también por los platos equitativamente.
– Si hemos preparado arroz, repartirlo entre los comensales que NO estén a dieta.
– Espolvorear un poquito de perejil por la sopa o incluso para adornar el plato.

Como véis, es un entrante bien sencillo y rico. Y el toque del bogavante, es ideal para una cena Navideña si queréis salir un poquito de lo habitual. Pero sobretodo, no hace falta arruinarse si sabemos usar la ración correcta de bogavante.

Next Post

Related Post

tzatziki-dieta
Chupito de tzatziki
Una variante de la receta del tzatziki de toda la vida, para usar como un

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CAPTCHA * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.