Previous Post
Tweet about this on TwitterShare on TumblrPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+Email this to someoneShare on Facebook
Read on Mobile

Tortilla de alcachofas

dieta dukan tortilla alcachofas

FASE: Apta desde la fase de CRUCERO en los días PV

No hay receta más versátil que una tortilla, huevos, una pizca de sal y añadir lo que la imaginación te limite. En este caso, una deliciosa tortilla de alcachofas hará las delicias de todos los que convivan con [email protected] Personalmente siempre me sorprende lo sencilla que es, y lo deliciosa que está. El secreto está en usar corazones de alcachofas bien tiernos, y el éxito ya os digo que lo tenéis asegurado.

Yo cuando quiero cuidar la línea, o simplemente estoy en una semanita en la que soy muy estricta porque la semana anterior me he pasado (ya sabéis, unas vacaciones, una boda, etc), la hago muy sencilla. Pero para cuando la hacéis para invitados, o simplemente le queréis dar una vuelta de tuerca a la tortilla de alcachofas típica, sólo tenéis que añadir unas tiritas de jamón serrano, o daditos. Eso sí, entonces no añado sal, que podemos pecar en exceso.

 

Ingredientes para 4 raciones generosas:

– 4 huevos
– 750 gr. de alcachofas si son naturales, si son de bote, unos 300 gr. o menos
– dos puerros
– 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
– una pizca de sal

Preparación:

– Limpiamos las alcachofas, y nos quedamos con los corazones de la verdura.
– Yo corto los corazones en láminas finitas, así se hacen antes y no usamos tanto aceite.
– Los puerros los lavamos, y lo fileteamos bien fino.
– En una sartén, añadimos una cucharada sopera, y rehogamos el puerro y los corazones de alcachofa. Vamos dando vueltas con cuidado de que no se nos pegue por falta de aceite. Alguna vez he añadido un poquito de agua para que no se nos agarre.
– Cuando lo tengamos, lo retiramos del fuego, y batimos los huevos.
– Añadimos la mezcla del puerro y alcachofas a los huevos batidos y mezclamos.
– En la misma sartén si se puede, añadimos la mezcla y lo cocinamos a fuego medio, para que cuaje.
– Cuando esté de una parte, le damos la vuelta con un plato y la hacemos por la otra parte que aún no estará bien cuajada.
– Cuando la tengamos doradita y cuajada por ambas partes, ya la tendremos lista para disfrutar en buena compañía.

El jamón serrano se puede usar con moderación aunque estemos a dieta. Lo único a tener en cuenta es regular la sal del resto del día. Ya que si somos propensos a retener líquidos, nos afectará. También podemos añadir ajos tiernos en lugar del puerro, o añadir un toque de pimienta, perejil… como véis vuestra imaginación es el límite.

Next Post

Related Post

Revuelto de setas y gambas dieta dukan
Salteado de setas y gambas
FASE: Apta desde la fase de ataque PP Lo de la cantidad de huevos a

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CAPTCHA * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.